Pintarse las uñas, no sólo es pintarse las uñas.

Quién no tuvo una tía, abuelita o mamá que religiosamente se pintaba las uñas una vez a la semana y coleccionaba esmaltes en todos los tonos perlados provenientes de esos exhibidores metálicos blancos que parecían tómbola de la lotería. Al menos yo puedo recordar a varias tías o secretarias ejecutivas de “las de antes” que usaban uñas tipo almendra: bien largas, bien rojas y bien brillantes. Jamás se permitían traerlas descarapeladas o rotas, y aplicaban el truquito de un cachito de servilleta y Kola Loca para remendarlas y no tener que cortarlas.

Años después, usar las uñas largas era corriente; excepto las tías y las secres, las demás traíamos las uñitas a raya, eso sí muy pintadas de azul eléctrico o de rojo sangre casi negro y usábamos chokers con el pelo bien relamido. La misma dinámica de pintarse las uñas cada semana, nada más que si al tercer día se arruinaban así se quedaban, al fin éramos gruncheras #NOT, big time rolling eyes.

Del otro lado de la moda, en los mismos 90’s, estaba Cher Horowitz que trajo un francés para las niñas bien, dictado por su whatever! Entonces comenzó el furor de la uña postiza hecha en salón con tip blanco y base nude.  Ahí nos estacionamos por los siglos de los siglos whatevereando e innovando con variantes muy poco atrevidas del francés, blanco y postizo. Boring!!!

Sin embargo, la llegada de los esmaltes de larga duración marcó un cambio significativo en la historia de nuestras uñas y es que 21 días de esmaltado perfecto suena a “¡me lo llevo puesto!” y si trae monitos o decorado nos vemos en 15 días para cambiarlo y andar bien a la moda. Pero también creó un detector mágico con el que podemos delatar a trend setters, fashion followers y a mi suegra -de quien no supero el trauma de que se pinte las uñas con los colores de la bandera de México en septiembre para demostrar que es bien patriota-. Ese detector mágico nos dice: chicas, en serio, si hoy piden colores neones en KIKI están fritas, eso pasó en el 2013 cuando usábamos statement necklaces (collarones de piedras falsas) y minis de lentejuelas con print tribal. Ajá, esos, no se hagan, todas tienen unos y los siguen usando así bajita la mano porque en su clóset hay un baúl lleno de los que compraron a 5 dólares en el Forever. ¿Sí o no? jijiji #osomil

No es coincidencia que cada firma reconocida de esmaltes tenga colecciones periódicas de colores específicos que van de la mano con las tendencias existentes de moda y belleza. Y para todas quienes nos consideramos amantes del #manipedi y la charla amena mientras nos consienten con un buen esmaltado, hoy es imperativo que sepamos dejar atrás a Cher con su francés, a mi tía con sus rojos quemados y a tu hermana con sus uñas decoradas con el anular en glitter y #love tatuado en el dedo medio en letra cursiva.

Y hoy, ¿cómo me las pinto? Lo primero que debes saber es que si amabas el tribal print lo puedes seguir pidiendo, solo que los tonos cambiaron y debes considerar que la paleta de color que está en tendencia para este verano no es neón, olvida el neón. La paleta actual también está divertida y no te deja ciega. Después, es importante que sepas que el francés que tanto amas también está en tendencia, solo que mejorado y reformulado con “transparencias” que se ven divinas en las uñas; es un decorado muy limpio y formal, pero al mismo tiempo grita modernidad.

¿Una pista más? ¡Te damos dos! Los bloques de color en las uñas son un must y le dan a tus manos un look más divertido; si eres una persona más atrevida o creativa debes experimentar con esta tendencia. La última pero la más pedida son los tonos nude: tu mani va a combinar con todo a cualquier hora y, muy importante, puedes darle un toque de luz con un cristalito Swarovski o un estoperol. OJO: NO ABUSES de estos accesorios, solo son un acento, si te pasas es posible que te regalemos una gorra Von Dutch #quiensellevaseaguanta.

KIKI tiene digeridas y estudiadas estas tendencias. Cada mes te presentamos una KIKI COLLECTION con lo mejor de cada una, lista para aplicarse. ¿Verdad que quieres #kikinails?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *